Cómo crear una máquina virtual en VirtualBox

En el post de hoy veremos cómo podemos crear una máquina virtual en VirtualBox de manera sencilla.

Ya sea que necesites probar un sistema o servicio, si necesitas hacer uso de un sistema virtualizado, puedes hacerlo fácilmente con VirtualBox. Es una plataforma de virtualización (hipervisor) de código abierto muy utilizada, como ya comenté en su día.

Comenzando

El primer paso es instalar el hipervisor en nuestro ordenador principal (el anfitrión). Para ello simplemente se trata de ir a su web y descargarnos la versión para nuestro sistema operativo. Está disponible para Windows, Mac y GNU/Linux.

El paso siguiente, una vez instalado nuestro hipervisor es instalar un sistema huésped, que se ejecutará como una ventana más de nuestro equipo, compartiendo sus recursos, pero sin tener acceso directo al hardware.

Crear una nueva máquina virtual

Una vez tengamos todo en orden, podemos instalar nuestro sistema virtualizado. Para ello, nos vamos al menú o directamente podemos utilizar el botón de Nueva Máquina Virtual, como vemos en la siguiente imagen:

Asignar recursos para nuestro sistema virtualizado

Como dijimos, las máquinas virtuales comparten los recursos de hardware de nuestro equipo sin tener acceso directo a ellos (por algo se llama virtualización). Como no queremos que nos ocupe todos los recursos que tenemos podemos asignarle los que queramos, dentro de los que tengamos disponibles, claro está…

Se trata de jugar un poco con la configuración dependiendo de nuestras necesidades, con lo que estimemos necesario o suficiente para el sistema en cuestión. Aquí ya entra en juego lo que tengas disponible y lo que consideres oportuno.

Escoger un medio de instalación

El siguiente paso es asignar un medio desde el que arrancaremos el instalador de nuestro sistema operativo. Es tan simple como buscarlo en nuestro equipo y colocarlo como medio de instalación, como podemos ver en la siguiente imagen:

Arrancar nuestra máquina virtual

Y con esto ya estaremos listos para arrancar nuestro nuevo sistema virtualizado, que en función de los recursos que hayamos asignado, irá más rápido o más lento acorde con sus necesidades.

Como ves, es sencillo, esto es todo lo que tenemos que hacer para virtualizar un sistema, si quieres ver el paso a paso detallado, puedes echarle un ojo al siguiente vídeo con todo el proceso.

Recuerda que instalarlo de cero no es la única opción posible, ya que también podemos importar máquinas virtuales que hayamos creado anteriormente nosotros o incluso un tercero, como vimos hace unos días.

Disfruta de tu nuevo sistema virtualizado, seguro que será divertido :)

Si te ha gustado el post no olvides compartirlo.