A medida que vamos usando la red y nos vamos dando de alta en un montón de sitios, se hace necesario gestionar un número importante de usuarios y claves. Para evitar problemas de seguridad, lo conveniente es usar algo para manejarlas, y qué mejor que un gestor de contraseñas open source.

 

Realmente existen un montón de alternativas en el mercado con este fin, desde LastPass, 1Password o Dashlane, hasta los propios servicios de tu navegador o sistema operativo como Apple, Google Chrome o Firefox, por poner un ejemplo. Pero, me parece importante recalcar el que estos servicios sean de código abierto. Por una parte, contribuimos al desarrollo del software libre, por otro usamos un producto que puede ser observado y auditado por muchos usuarios al disponer del código fuente, y por tanto, de existir algún fallo, generalmente éste puede ser arreglado con una mayor celeridad.

 

Open Source vs. Gratis Total

 

Que sea código abierto no quiere decir que sea gratis, al menos no gratis total, ya lo comentamos muchas veces. Si bien es cierto que se permite su uso en ciertas condiciones, desarrollarlo es un esfuerzo importante y evidentemente la gente que hay detrás tiene sus modelos de financiación.

Esto no quiere decir que no podamos usar el software con total libertad, simplemente que para tener alguna serie de mejoras, como el desbloqueo de ciertas características, tengamos que hacer una pequeña aportación al proyecto. En cualquier caso, son completamente funcionales para la gran mayoría de usuarios, y eso se agradece.

Dicho esto, pasamos a ver un par de gestores que seguro que nos serán muy útiles a la hora de navegar por internet de forma segura, y no utilizar las mismas contraseñas para todo (lo cual es un grave error, creo que no debería hacer falta decirlo). Siempre que puedas, usa una clave aleatoria, y no la reutilices.

 

Mis gestores de contraseñas favoritos

 

Bitwarden

bitwarden-desktop

 

Una de las opciones que veremos es Bitwarden. BitWarden es un gestor al más puro estilo “en la nube”, esto es, una vez que te des de alta con un usuario y contraseña, podrás acceder a una bóveda segura donde poder almacenar todas tus claves. Las contraseñas se cifran del lado del cliente, por lo que no deberías olvidarte de la contraseña que has utilizado o perderás el acceso a tu cuenta, ya que no podrás recuperarla. Sí, es algo con lo que tendrás que aprender a vivir…

Por otra parte, una vez dentro, podrás hacer uso de tu bóveda para almacenar tanto tus contraseñas web como tus tarjetas de crédito, números de pasaporte, notas seguras, claves de software, y todo lo que se te ocurra. En cuanto a la interfaz, tiene aplicación de escritorio, versión web, apps para dispositivos móviles (gratuitas) y un montón de funciones como autenticación en dos pasos, para mayor seguridad.

Como ya comentamos existe el pero de que hay características de pago, aunque tiene más que ver con el hecho de compartir contraseñas o bóvedas con terceros. Para un usuario estándar sus características básicas son más que suficientes. Todo esto hace de Bitwarden un gestor de lo más completo, que te hará el día a día más fácil. No dudes en probarlo.

 

Enpass

enpass-dark-mode

 

Otro gestor muy útil es Enpass. Enpass es una aplicación mayormente de escritorio, pero que tiene funciones muy útiles, como veremos a continuación. Además de almacenar contraseñas, como es el caso de  Bitwarden, en Enpass podremos almacenar nuestra propia bóveda en nuestro ordenador o en alguno de nuestros servicios de alojamiento en la nube, con todos nuestros datos siempre cifrados del lado del cliente. Y te preguntarás, ¿y esto qué ventaja tiene?

Pues es útil por varios motivos. El primero es que al tener una copia en local no dependeremos de tener o no conexión a internet, con lo que si necesitamos algún inicio de sesión por ejemplo, no tenemos porqué estar conectados a la red.

Lo segundo, y quizá lo más útil, es que no estamos limitados en cuanto al espacio de almacenamiento de nuestra bóveda, lo cual lo hace útil por ejemplo para guardar archivos adjuntos confidenciales, como pueden ser archivos de claves, firmas electrónicas, contratos o todo lo que se nos ocurra que podamos almacenar. El límite está en el almacenamiento que tengamos disponible, aunque vaya, no debiera ser demasiado.

El pero de Enpass, aunque gratuito para la versión de escritorio, es que estará limitado a unos cuantos elementos en sus aplicaciones para móviles. Si queremos disponer de nuestros archivos en el teléfono o  tablet tendremos que pasar por caja, por lo demás, la versión de escritorio es completamente funcional.

 

Navega de forma segura

 

Una vez vistos estos dos gestores, tan solo recordarte un par de consejos:

Por una parte, sería justo y necesario que utilizases contraseñas diferentes en cada servicio, mejor si son aleatorias (desde estas aplicaciones podrás generarlas fácilmente con un click). Por otra parte, nunca compartas tus contraseñas con nadie, y si es necesario y lo haces, al menos que sea de forma segura (haciendo uso de alguno de alguno de estos gestores por ejemplo). Y lo más importante, usa el sentido común, la mayoría de desastres suelen ocurrir por despistes o por no prestar atención, por favor, mantente a salvo en la red…

Ya por último, tan solo desearte una feliz travesía, y que disfrutes navegando con total seguridad. Si te ha gustado el post, recuerda compartirlo con alguien más.