Libros para el confinamiento (No Ficción)

Dada la situación actual de pandemia, y aprovechando que estos días se está más en casa, con la hostelería cerrada y con algunas zonas como la mía perimetradas, me ha dado por leer. Y leyendo me doy cuenta de que en el blog poco hablo de libros o literatura, aún cuando me gustan bastante.

Por todo esto, he decidido escribir un post sobre letras, en este caso sobre títulos de no ficción para pasar un confinamiento. No todos los leí en esa época, algunos cayeron en mis manos tiempo atrás, pero por algún motivo los guardo en mi memoria con cariño.

Motivos para leer

Leer es algo que nos hace libres, en cierto modo. Nos permite conocer, viajar y descubrir cosas que de otro modo serían impensables. Todo esto es gracias al gran poder de sugestión que poseen las letras, es parte de su magia.

Cuando leemos imaginamos, fantaseamos y pensamos sobre los personajes, sobre las situaciones, sobre nosotros, sobre la vida, sobre las cosas que todos tenemos en común. Pero lo bueno es que cada uno se imagina las suyas, a diferencia de otros medios como el cine donde las imágenes nos vienen impuestas.

Esta parte es la que más me gusta de los libros, que a pesar de que el texto es el mismo, cada cual lo vive y lo recuerda a su manera. Son, en cierto modo, vidas en esencia. Y como las vidas, cada cual sabe como es o ha sido la suya. Es un asunto personal.

Podría dar un millón de motivos para leer, sin embargo hay uno muy importante, la función de aprender. Un libro abierto es una puerta a la sabiduría de otro. Es ganar tiempo, multiplicar las ideas, las de uno con las del autor, para generar conceptos nuevos. Es algo que me resulta fascinante.

Por todo esto, y dado que las cosas están cambiando para todos a un ritmo muy acelerado, tanto a nivel personal como profesional, es importante cambiar el punto de vista, no perder el humor y no dejar de aprender cosas nuevas. Así pues, vamos a ver algunas referencias interesantes.

Libros para no dejar de aprender

Porque siempre es importante no quedarse estancado, y porque nunca es tarde para aprender, me gustaría reseñar una serie de títulos que, aunque puedan pecar de clásicos o de demasiado populares, me parecen imprescindibles para tener en cuenta.

Dada la situación en la que estamos, en la que los cambios vertiginosos están a la orden del día, donde las restricciones de movimiento son bastante populares debido a la pandemia, y en los que nuestro ocio disminuye, o se reconvierte más bien, ahí van algunos títulos:

Es fácil dejar de fumar, si sabes cómo

Uno de los títulos que más recomendaría para esta época, a pesar de que me puedan lanzar a los leones algunos (o muchos), sería el de Allen Carr, Es fácil dejar de fumar, si sabes cómo. Por varios motivos. Una, porque yo también fui fumador y sé lo que se siente. Dos, porque ahora que no lo soy vivo mucho más tranquilo, y tres, porque tú también puedes conseguirlo.

Sé que no va a cambiar demasiado el hecho de que te recomiende un libro y te diga aquello de “You can Do It”. No, hay mucho más detrás, pero tendrás que descubrirlo tú, yo no puedo enseñartelo, y mucho menos recorrer tu camino. Al fin y al cabo es tu decisión la que cuenta. Yo solo te lo puedo recomendar, es mi granito de arena, en tu mano está…

La magia del orden

Sí, es otro clásico, pero ¿sabes qué? En su día cuando lo leí me provocó un cambio interior drástico. A pesar de que su autora, Marie Kondo, ha ganado un montón de popularidad desde que lo leí, lo cierto es que no puedo dejar de recomendarlo. Máxime cuando una gran parte de nuestras vidas las pasamos actualmente en casa. 

La magia del orden es uno de esos títulos que, aunque puedan parecer una perogrullada en ocasiones, lo cierto es que te hace ver ciertas cosas que a menudo pasan desapercibidas. No se trata de aplicar todo el método, obviamente, no existen las habichuelas mágicas, pero sí que es verdad que, ordenar, te ayuda a ordenar un poco tu vida. Al menos la mía…

El elemento

No soy demasiado fan de los libros de anécdotas, es una verdad como un templo, pero sí que tengo que reconocer que cuando lo leí en su día, El Elemento: Descubrir tu pasión lo cambia todo, de Ken Robinson, me gustó bastante.

Podríamos pensar que es un libro de autoayuda más, y quizá sí, pero al fin y al cabo, si nosotros no nos ayudamos, a ver quien es el guapo que lo hace. En el caso de este título, Sir Ken Robinson retrata muy bien lo que es la vida, las vueltas que da hasta que por fin algo hace click, y algo se ilumina en nuestras cabecitas.

No se trata de otra ley de la atracción, ni de la metafísica del dinero, simplemente hay una cosa clara, cada uno tenemos nuestra pasión, y no podemos, ni debemos, ir contra natura. Ni más ni menos…

MBA Personal

Este título de Josh Kaufman, MBA Personal: Lo que se aprende en un MBA por el precio de un libro, es exactamente lo que te estás imaginando. Un MBA, o un ensayo sobre administración de empresas. Y sí, ya sé lo que estás pensando ¿para qué lo necesito?

Pues porque es algo más que una simple recopilación de datos. Porque se puede aprender mucho, y de forma amena, cómo funciona el mundo de la empresa. Cómo puedes llegar a tomar mejores decisiones, cómo puedes gestionar mejor muchos aspectos en cuanto a lo laboral y personal y cómo no es necesario vaciar tu cartera para recibir una formación sólida al respecto.

A mi modo de ver, nos queda mucho camino por recorrer, y pandemia mediante, estoy seguro de que los paradigmas van a cambiar dentro de muy poco, diría incluso que ya han cambiado. Lo único que podemos hacer es adaptarnos, y es preciso estar preparados…

100Euros Startup

¡Genial, Marcos! otro libro de empresa, justo lo que necesitaba para pasar un confinamiento entretenido en vez de ver una serie… Sí, puede ser, pero no es un libro cualquiera. Es un gran libro. Y cuando digo grande es grande de verdad.

Al margen de ser lo que te imaginas, que lo es, 100Euros Startup es un libro para enseñarte a lanzar tu proyecto. Este título de Chris Guillebeau es toda una referencia en lo que se refiere a ponerte en marcha. No, no te va a hacer rico en una semana, ni en un mes, a no ser que ya lo seas. Eso estamos cansados de que nos lo vendan a diario.

Se trata de algo más, es la experiencia condensada en libro de un montón de proyectos fallidos, y también acertados. No me gusta usar la palabra emprendedor, me da alergia, pero al fin y al cabo se trata de hacer cosas. Si nos hacen sentir bien, mejor. Y si además nos permiten generar ingresos ¿podemos pedir algo más?

Nunca dejes de leer

Igual te parece una tontería lo que te voy a decir, pero el hecho de tener libros en la estantería no te va a convertir en más culto. Acumular papeles es igual de útil que no acumularlos, sirve para nada si no los lees.

Están ahí para transmitirte su calor, para alimentar tu imaginación con nuevas historias y para abrir puertas donde no te las imaginas. Para todo esto y más, para llevarte a nuevos lugares, para ponerte en la piel de otros y para corregir tus defectos, perdonar tus faltas y hacerte ver que eres tan humano como el resto.

Por todo esto, nunca dejes de leer. Porque entre líneas es donde está la magia, y porque lo que piensas cuando no estás atendiendo al renglón, quizá es incluso más importante.

El conocimiento nos hará libres… Hasta aquí el post de hoy.