Prueba otros sistemas operativos con VirtualBox

Si alguna vez te has planteado lo idea de desterrar tu viejo Windows, o simplemente sientes la curiosidad / necesidad de usar un sistema alternativo, nada más fácil. Anímate y prueba otros sistemas operativos con VirtualBox.

A menudo en este blog escribo posts sobre Linux, porque me gusta, me parece muy sano y porque le tengo un gran cariño. Sin embargo a mucha gente le da cosa lanzarse a instalar algo que nunca ha visto, lo cual es comprensible.

Para ayudarnos a esta tarea, como para muchas otras (usar un segundo sistema para determinadas apps, etc…) VirtualBox puede echarnos un cable.

 

¿Qué es VirtualBox?

 

VirtualBox es un software de virtualización de código abierto (y gratuito) desarrollado por Oracle, esto es, simula un ordenador virtual para que puedas instalar / ejecutar otros sistemas operativos.

Evidentemente comparte los recursos de tu máquina, como es natural, pero la ventaja es que no tienes que reiniciar tu ordenador cada vez que quieres arrancar otro sistema, lo cual es de agradecer.

El resultado es que tendrás un sistema principal, y un sistema secundario (el que quieras) ejecutándose en una ventana, como si de una aplicación cualquiera se tratase.

Esto es útil en muchos casos, por ejemplo yo lo uso para probar distribuciones Linux o como hace un tiempo, para ejecutar un curso de alemán en Windows mientras usaba mi Ubuntu con total normalidad. Es realmente muy cómodo y ofrece muchas posibilidades.

 

¿Cómo se usa?

 

La configuración de VirtualBox es muy sencilla, vas a ver.

Lo primero es descargarte la última versión desde su web oficial, Una vez descargado instalarlo en tu máquina y arrancarlo, obviamente.

Veremos una pantalla vacía, le daremos a crear una máquina virtual nueva, escogemos el tipo de sistema que queremos instalar (claro está, necesitaremos una ISO con el instalador).

Asignamos un tamaño de RAM (dependiendo de la que tengas disponible) y de disco virtual, éste puede ser fijo o variable, mejor lo último pues ocupará espacio a medida que se vaya necesitando.

Y una vez terminada la configuración inicial deberíamos llegar a una pantalla de configuración de la propia máquina.

A priori parece complicado pero solo tenemos que tener en cuenta un par de factores, la memoria RAM y la memoria gráfica (que podréis asignar más o menos según la que dispongáis en vuestro ordenador como ya dije), y los medios de almacenamiento, esto es las unidades virtuales de CD/DVD, tan solo escoger la ISO del sistema como fuente y ya arrancará solo.

A partir de ahí, tan solo es arrancar tu nueva máquina virtual y comenzar a utilizar tu nuevo sistema. Fácil, no?

Cabe decir que necesitarás un ordenador más o menos potente, pues dos sistemas a la vez consumen lo suyo, pero con cualquiera algo reciente no deberías tener problema.

 

¿Qué puedo instalar?

 

Si te animas, en mi blog puedes encontrar alguna que otra distro Linux para probar, así que si nunca las habías visto en acción, ya no tienes excusa.

Existen más alternativas de virtualización, como Parallels Desktop por ejemplo, pero con el gran inconveniente de que su precio es bastante más elevado, ya que VirtualBox es gratuito, así que por eso me centré en ella.

Bueno, y hasta aquí el post de hoy. Espero que te haya gustado y que le saques mucho partido a VirtualBox, seguro que sí. Si te animas a contarnos tu experiencia puedes comentar más abajo o en las redes sociales, serás bienvenido.

A virtualizar !! :)

 

DESCARGA E INSTALA VIRTUALBOX

 

2017-05-14T15:08:56+00:00 By |Software, Tutorial|Sin comentarios

About the Author:

Técnico de Sonido y Adicto al Multimedia Compartiendo Amor... Ayudo a internautas intrépidos a encontrar recursos que les hagan la vida más fácil. Puedes encontrarme en Twitter, Facebook, Google+ o LinkedIn 

Deje su comentario